Follow by Email

miércoles, 25 de enero de 2012

Adictos a la preocupación


No es común hablar de ella porque lo común es que todos andemos preocupados. Si no se siente preocupación se siente culpa.

Tengo que confesarlo. He luchado con esta adicción. Es sutil y socialmente aceptada. Parece ser que entre más preocupado andes, más eficiente y responsable pareces.

Pero…¿no les parece que  es una verdadera esclavitud, un exceso que le hemos permitido a una emoción que nos roba la posibilidad de sentirnos seguros, agradecidos y satisfechos?

Lo paradójico es que el que más preocupado anda es el que menos produce. La preocupación fuera de su cause natural, lejos de inducirlo a actuar lo paraliza.

Lewis Thomas, un médico y poeta dijo esta verdad: “Nosotros somos, quizás, entre las criaturas de la tierra el único ser que se preocupa. Nos preocupamos  toda nuestra vida, temiendo el futuro, descontentos con el presente, incapaces de aceptar la idea de la muerte, incapaces de permanecer tranquilos”.

El control de esta emoción es clave para garantizarnos una vida de plenitud. Los equilibrios son necesarios. Debemos permitir que la preocupación sea un detonante pero no un congelante.

Si desea saber más de este tema y aprender algunos tips que le facilitarán el manejo de sus emociones, le invito a participar en la Charla: ¿ Cómo manejar mis emociones? El próximo 16 de febrero, de 5:30 PM a 8:00 PM. Más información: heidy.arce@gmail.com o a los teléfonos 83871697 o al 22293104.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me interesa lo que pensas, agradezco tus comentarios.